CLUB BOLÍVAR

MARCELO CLAURE ENVIÓ UNA CARTA

POR NUESTRO FÚTBOL

Después de meditar largamente sobre la situación del fútbol boliviano tomé la determinación de presentar mi candidatura a la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol. Lo hice movido por el pedido de miles de hinchas que se manifestaron en las redes sociales, los medios de comunicación y por último a través de la solicitud de personas e instituciones que me envían mensajes de respaldo, que me motivan y exhortan para emprender esta difícil, pero apasionante tarea. Pero sobre todo, presento mi candidatura por el profundo orgullo y cariño que siento por Bolivia, esos sentimientos que son mi aliciente para darle una visión más fresca al fútbol nacional.

Necesitamos un cambio distinto, que vaya más allá de las estructuras, más allá de las posturas atrincheradas de los dirigentes. Tenemos que devolverle a la gente el amor por su camiseta, por su fútbol, esa pasión extraviada en cada derrota y fracaso de su Selección. Llegó el momento que el fútbol boliviano renueve su ilusión, ya le quitaron demasiado, ya le arrebataron casi todos sus sueños.

Ofrecemos un trabajo basado en el gerenciamiento. Contribuiré para conformar un staff de profesionales de primer nivel, cuyo único objetivo será generar y plasmar las ideas para potenciar a los clubes de la Liga y a las asociaciones departamentales con mayores ingresos repartidos armoniosamente para el desarrollo constante del fútbol. Personalmente, de los salarios que me tocaría percibir como presidente, los utilizaré para la consecución de nuestras metas deportivas e institucionales.

En los siguientes días presentaré los fundamentos de mi proyecto. Será un plan de trabajo, cuyo diseño y aprobación final será fruto de un taller para cambiar y mejorar radicalmente nuestro fútbol, en búsqueda de la excelencia y mérito deportivo.

El cambio es urgente. Así como está, el fútbol boliviano no da para más. Hace falta una revolución y con ella nuevas misiones, visiones y personas para un nuevo despertar.

 

MARCELO CLAURE BEDOYA