CLUB BOLÍVAR

ESTE MARTES VA POR LA REVANCHA

Bolívar firmó una actuación para el olvido anoche en su debut en la Copa Sudamericana, tras caer ante Defensor Sporting (3-0), con lo que se le pone cuesta arriba la posibilidad de avanzar a la siguiente fase del torneo internacional.

El conjunto violeta tuvo un inicio frenético, en el que no tardó en encerrar a los celestes contra su propia área y comenzar un duro asedio, pero el arquero Romel Quiñonez se mostraba inspirado, ahogando en más de una ocasión la apertura del marcador incluso atajando un penal que Olivera ejecutó tras ser empujado por Yecerotte, pero la veloz respuesta de Rabuñal hizo que Defensor se marchara con ventaja al descanso.

El partido se jugaba bajo una torrencial lluvia que afectaba notablemente el tránsito del balón y el juego a ras del piso que caracteriza a los académicos.

En la segunda mitad los académicos mejoraron su juego, sin embargo Defensor encontraría nuevamente el gol gracias a Nicolás Olivera que ya había inquietado la portería de Quiñones y en esta ocasión no perdonó y marcó el segundo tanto.

Luego del segundo gol de Defensor las cosas se complicaron más aun con la expulsión de Damir Miranda al minuto 68 por doble amarilla, ya que el conjunto “violeta” nuevamente arremetió por las bandas y esta vez sería Brian Lozano quien ganaría la espalda a los defensas celestes y sentenciaría el partido con el tercer tanto.

Bolívar tiene una misión complicada para el encuentro  de revancha que debe jugar el próximo martes ante  Defensor Sporting por la Copa Sudamericana, a partir de las 17:30. Los académicos tendrán que marcar cuatro goles y no recibir ninguno si quieren seguir con vida en la Copa Sudamericana 2015.