CLUB BOLÍVAR

PUNTEROS, INVICTOS E INDIGNADOS

Bolívar sigue en la punta y suma su cuarto partido invicto –habiendo jugado tres como visitante. José Luis Capdevila abrió el arco con un golazo memorable – que seguramente transitará por el mundo–  desde su propio campo. Posteriormente Jhasmani Campos agrandó la diferencia con un tiro libre formidable. Sin embargo, la U descontó antes de acabar el primer tiempo y empató ni bien empezado el segundo.

El aberrante arbitraje de Gery Vargas –que ya venía demostrando una tendencia de favorecer al local ignorando faltas a la Academia– dejó su ignominiosa huella en el partido cuando permitió la anulación de un gol absolutamente legítimo de Yecerotte.  Así, con esa decisión injustificable, Bolívar vio con impotencia cómo le arrebataron dos puntos valiosísimos y bien ganados.

Para colmo de males, la permisividad vejatoria del señor Vargas frente a las agresiones de los locales resultó en lesiones de jugadores de importancia capital para las filas celestes como son Capdevila y Tenorio. Es vergonzoso ver este tipo de procedimientos en un campeonato de futbol profesional, es lamentable que el juez no sólo perjudique alterando resultados sino que también, por su incompetencia, valiosos jugadores tengan que sufrir lesiones y que los agresores sigan en la cancha campantes, aprovechando una ausencia pasmosa de autoridad.

Empate valioso, pero el mal sabor de boca respecto al destino de nuestro fútbol con esas performances desastrosas del cuerpo arbitral deja desolados a los que esperamos el progreso del deporte número uno en Bolivia.

Bolívar formó con Quiñonez, Sagardia, Eguino, Gutiérrez, Capdevila, Flores, Córdoba, Saavedra (Yecerotte 58´), Campos, Callejón y Tenorio (Maygua 69´).