CLUB BOLÍVAR

Bolívar sigue siendo el rey de copas

La Academia se coronó bicampeón del torneo Clausura tras empatar con el equipo de Nacional Potosí por 1-1, quedando en evidencia que a lo largo del presente campeonato fue el mejor equipo de la División Profesional.

Fueron meses de una dura competencia, donde se pudo observar el carácter de los académicos para revertir el mal inicio de torneo que habían tenido, ya que en las primeras fechas el equipo dirigido por Beñat San José había caído al último lugar de la tabla de posiciones tras caer en las dos primeras fechas en condición de visitante con Guabirá y Petrolero y seguidamente lograr un empate de local frente al equipo de Wilstermann. Sin embargo luego de arduo trabajo y un compromiso propuesto por los integrantes del primer equipo se logró revertir la negativa situación. Bolívar comenzó  a mostrar un mejor juego, además de muchas ganas para quedarse nuevamente con el título, escalando rápidamente hacia los primeros lugares de la tabla de posiciones, sumando puntos importantes en canchas complicadas de Santa Cruz, Potosí,  Warnes, etc. Además de mantener un invicto y supremacía de ya cuatro clásicos frente a su tradicional rival The Strongest, logrando tres victorias y un empate.

Indudablemente la Academia estaba remontando y justificando su rótulo de “El más Grande”,  gracias a este cambio de actitud, los académicos llegaron al liderato y lo mantuvieron desde la octava fecha hasta la conclusión del presente campeonato. Bolívar estaba a un paso de conseguir su nueva estrella y con esa consigna viajó a la ciudad de Potosí para enfrentar a Nacional, a sabiendas de que un punto o un triunfo lo consagraría como bicampeón.

Desde un principio los celestes plantearon un juego con mucha gente en el mediocampo y apostó a la velocidad de sus delanteros para intentar romper el cero, por su parte Nacional Potosí también intentó buscar las unidades en disputa a sabiendas que una victoria le permitiría llegar a Copa Sudamericana.

El juego rápidamente fue un poco más favorables a los académicos, ya que parecía que las jugadas de peligro estaban a favor de los visitantes, no obstante la primera oportunidad fue a favor de los locales a los cinco minutos de partido luego que el defensa uruguayo Víctor Galaín aprovechara un desconcierto en la defensa celeste y sacara un potente remate que fue resuelto de gran manera por Matías Dituro, evitando la caída de su pórtico.

Seguidamente estaría la respuesta de la visita, con una espectacular corrida de Marcos Riquelme quien tras el pase de Edemir Rodríguez, dejó a tres defensores y definió a la izquierda del portero Jorge Ruth a los 13 minutos de juego marcando el 0-1, desatando la alegría de la afición celeste que se dio cita en el estadio Víctor Agustín Ugarte.

Se dice que un gol temprano relaja al equipo beneficiado, y así fue, los académicos bajaron su volumen de ataque y se dedicaron a administrar el juego en el medio campo apelando a contragolpes que nacían en sus laterales Enrique Flores y Edemir Rodríguez, quienes dieron la permanente salida acompañando a Marcos Riquelme y Juan Eduardo Fierro. Mientras que los locales no pudieron llegar con mayor claridad al arco celeste, el delantero Edson Pérez fue quizá el hombre más desequilibrante en el equipo potosino, ya que en reiteradas ocasiones dejó mal parado a volantes bolivaristas, pero sin generar llegadas concretas de peligro. Esa fue la tónica de los primeros 45 minutos, con una sola emoción y un partido más disputado en  media cancha.

En la segunda mitad los locales salieron con más ganas en busca de emparejar las acciones, sin embargo, careció de profundidad y claridad, el argentino Cristian Alessandrini  intentó exigir al portero Matías Dituro, pero sus remates salieron desviados. A los 60 minutos de partido nuevamente Marcos Riquelme tuvo la opción de ampliar la diferencia, pero esta vez el portero Ruth estuvo acertado achicando el ángulo, ganándole la pelota al delantero argentino, evitando la caída de su arco.

Corrían los 70 minutos de partido cuando Cristian Alessandrini colocaría una cuota de emoción al partido, luego que recibiera un pase de Ronald Gallegos, el argentino ganó la posición de los defensores y remató a la izquierda de Dituro, emparejando las acciones 1-1.

Luego del tanto del empate el técnico Beñat San José incluyó a Ronald Eguino  en lugar de Leonel Justiniano, con el afán de evitar las subidas de los delanteros potosinos, cortando acertadamente las jugadas ofensivas de los locales.

En el minuto 88 el juez del partido, Guery Vargas, expulsaría a Víctor Galaín, quien reclamó airadamente contra una decisión del colegiado, sumando su segunda tarjeta amarilla y dejando a su equipo con 10 hombres.

En la última jugada de peligro Bolívar pudo liquidar el pleito con un remate de tiro libre obra del uruguayo Gastón Sirino, pero Jorge Ruth despejó el balón. Sin tiempo para más culminarían los 90 minutos con la victoria académica y la obtención de un nuevo título para Bolívar, proclamándose campeón del Torneo Clausura 2017.

Este es el sexto bicampeonato que consigue Bolívar, los anteriores cinco fueron en 1982-1983; 1987-1988; 1991-1992; 1996-1997; 2014 apertura – 2015 clausura; 2017 clausura – 2017 apertura, entre otros datos sólo seis jugadores anotaron los 34 goles académicos en este campeonato, el mayor goleador celeste fue Juan Carlos Arce con 8 goles, seguido de Marcos Riquelme con 7, mientras que Gastón Sirino, William Ferreira y Juan Eduardo Fierro convirtieron en 6 oportunidades y finalmente Leonel Justiniano quien convirtió en una sola oportunidad.

Si bien se tuvo un mal inicio, Bolívar pudo revertir esta situación y logró consagrarse nuevamente campeón del futbol boliviano, regalando a su hinchada una nueva estrella y revalidando el rótulo del más grande de Bolivia.

¡¡¡GRACIAS AKD!!!

¡¡¡VAMOS POR MÁS!!!